LA TERMOREGULACIÓN DE LOS CABALLOS

A diferencia de otros cuadrúpedos como perros o vacas, que realizan la transpiración a través del jadeo o las almohadillas de las patas, los caballos regulan su temperatura corporal a través del sudor, especialmente durante el ejercicio.

Las dos áreas principales de sudoración para los equinos son el vientre y el cuello. Cuando realizan mucho ejercicio o recorren largas distancias, en una hora de entrenamiento pueden llegar a perder hasta 15 litros de sudor. En competición, sin embargo, sube el nivel hasta 40 litros.

Gestionar la sudoración del caballo durante el entreno y ante los cambios de temperatura se convierte en un aspecto de vital importancia para el animal. Es por ese motivo también que la piel de los mismos es sensible y requiere de cuidados.

Partiendo de estas premisas, la importancia de las equipaciones utilizadas por caballos y jinetes se ha centrado en algunos aspectos que marcan completamente la diferencia en cuanto a comodidad y cuidado del animal: la transpiración de los materiales, la amortiguación y eliminación del roce, y los tratamientos ante posibles problemas como los ácaros.

Cal Rei, empresa pionera en investigación y desarrollo de productos técnicos para la equitación, ha realizado distintos estudios que han permitido encontrar soluciones que tuvieran en cuenta las condiciones físicas del animal, ofreciéndole el mayor confort y cuidado.

Con una selección de tejidos técnicos y una confección diseñada para garantizar la mayor calidad y funcionalidad, tienen en el mercado productos que van desde las mantillas a vendas, realizadas con tejido tridimensional, que permite la total transpiración de la piel y está tratada específicamente contra los ácaros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *